Mi puntuación

7
Total

Debo confesar que la vi con recelo, porque para mí que una película gane un Premio del Jurado (en este caso en el Festival de San Sebastián) no es un recomendación sino una alerta. Pero en este caso acerté (acertaron). Vie sauvage es una película modesta e interesante que merece una oportunidad.

Basada en hechos reales, cuenta la historia de Paco, un padre que rapta a sus hijos. Dicho así podría parecer una peli de persecuciones y policías, o un dramón, pero no es ninguna de las dos. Vie sauvage trata de una forma alternativa de vivir, bastante hippie diríamos hoy, o salvaje, como dice el título.

Los actores están muy bien, con un guion sencillo que favorece la credibilidad de la historia y una realización con ese toque independiente/camara en mano/luz natural que tanto nos gusta ahora.

ATENCIÓN SPOILER: Lo que más me ha gustado es la relación padre-hijo. Tengo la sensación de que el mensaje del film es “no importa la clase social o la forma de vivir que elijas: siempre habrá hijos rebeldes que te culpen de todos sus males”. (FIN DEL SPOILER).

¿Qué le preguntaría al director? Cuánto de lo que se muestra en la peli es verdad, cuánto está adornado y cuáles fueron sus fuentes de información (esto último lo podría buscar en internet, pero prefiero que me lo conteste Cédric Kahn cuando lea nuestro blog).

¿A qué películas me recuerda? A dos, pero solo por el rollo de vivir en la naturaleza de forma alternativa: a Into the Wild y a Martha Marcy May Marlene… Esta última me sorprendió muy gratamente.

En definitiva, si tienes ocasión dale una oportunidad a Vie sauvage. No te prometo que vayas a gozar, pero creo que no te arrepentirás.