Mi puntuación

9.5
Total

Alejandro González Iñárritu nos impactó (a los cinéfilos) primero con “Amores perros”, descarnadas y sangrantes historias con las vísceras a flor de piel; nos conquistó con “21 gramos”; una conmovedora y trágica situación que para evitar sensiblerias y emocionabilidad gratuita creó una manera de narrar única; luego llegó “Babel” y nos enamoró con esa visión mundial sobre sentimientos y reacciones que cambian la vida, y con ésta termina la trilogía del dolor que empezó con “Amores perros”.

Pero como todas las historías de amor, sufrimos un desengaño y nos fue infiel con la pobre y film menor “Biutiful” , tanto que ni parecía de él, y que quedó relegado a cine de sobremesa de los sábados por la tarde.

Y tocaba volver a impactarnos, a conquistarnos, a enamorarnos…y vaya si lo ha conseguido. Esperábamos con ansia su “Birdman”, y nos ha vuelto locos. GRANDE IÑÁRRITU, y gracias por deleitarnos con una película impresionante en todos sus aspectos. Y con el gran acierto de devolver al mejor Michael Keaton, que además le viene al pego su personaje…Birdman, Batman…quién sabe si el gran Keaton en esta película tenía la misma pretensión que su Riggan Thomas.
Y gracias por regalar al gran Edward Norton otro papel brillante digno de un actor de su grandísima talla. Hay que destacar a todo el reparto, que, sin duda y como siempre, se deja el alma cuando les llama el bueno de Iñárritu.

APASIONANTE OBRA MAESTRA. BIRDMAN

PD: Y gracias por tener el teatro de telón de fondo