Mi puntuación

7
Total

Hace apenas unos días que se emitió, o mejor dicho, se puso a disposición de los usuarios de Netflix (y de unos 500.000 usuarios de torrent ya) la primera temporada de la nueva aventura de los hermanos Wachowskis llamada “Sense8“, y nosotros como buenos adictos a las series y películas, decidimos ponernos manos (o mejor dicho ojos) a la obra para poder traeros una review de la misma.

La premisa

Lo primero que debemos tener en cuenta es que estamos ante una serie de ciencia ficción, como todo aquello que nos traen estos hermanos, y que desde luego siempre para hablar, tanto a favor como en aquella espectacular “Matrix”, como en contra (no queremos ni recordar a Channing Tatum volando en “Jupiter Ascending”). Dicho esto, vamos con esa premisa, que no es otra que la de un grupo de 8 personas de diferentes partes del mundo, totalmente distintas unas a otras, que están conectadas de un modo extraño entre ellas a partir de un evento que gira entorno al personaje de Angel (Daryl Hannah), siendo capaces de verse, escucharse e incluso utilizar conocimientos de los demás. Cada uno de ellos además con todos los clichés aplicables del mundo, incluyendo a Miguel Ángel Silvestre en el papel de actor de telenovela y héroe de acción mexicano (eso sí, gay); una chica de la India (Tena Desae) que está apunto de casarse, y que por supuesto protagoniza escenas de bailes; un joven de la Europa del este (Max Riemelt), con familia mafiosa; una coreana (Doona Bae) que sabe artes marciales; un policía americano (Brian J. Smith)

Sense8-cast

Después de haber leído esto, es bastante probable que a varios de vosotros se os hayan quitando las ganas de empezar con la serie, pero nosotros os seguimos contando porque, aunque no os lo creáis, nos ha parecido bastante entretenida.

Ritmo de la serie

Hay que decir que la serie no empieza con el mejor ritmo del mundo, y es que en muchos de los capítulos, especialmente los primeros, es para querer cambiar de programa. Sin embargo debo reconocer que tiene bastantes momentos entretenidos, y que si habéis conseguido pasar del tercer episodio, tendréis ganas de ver el resto de la serie. También hay muchos momentos sentimentales, demasiados, pero cuando te acostumbras y vas viendo las curiosas y raras maneras de interactuar de los personajes unos entre otros, se pueden ir salvando. De hecho hay escenas en las que se podría decir que parodian esos clichés que comentábamos antes e incluso algunas escenas de películas, como la propia “Matrix“. Es a partir del quinto o sexto episodio cuando los personajes se van dando cuenta por fin de lo que les ocurre y de cómo tienen que empezar a actuar, aumentando gratamente el ritmo de la serie dejando de lado esos momentos lentos y el mensaje reivindicativo social y trascendental que tanto le gusta a los Wachowskis, compensando con curiosos momentos de acción en las que se mezclan unos y otros personajes, además de dejarnos alguna que otra escena bastante poco vista en series de televisión (recordaréis estas palabras después de ver el capítulo 6).

¿Merece la pena?

Si sois de los que os gustan series y películas de guión profundo (o simplemente bueno), podéis seguir buscando que “Sense8” claramente no es para vosotros. Por el contrario, si de vez en cuando os gusta cambiar de registro y probar cosas nuevas, si sois unos locos de la ciencia ficción, si sois de esos que se sienten culpables por ver determinadas series malas a rabiar, o simplemente estáis aburridos en casa, adelante con ella.

Nosotros desde aquí decimos que sí merece la pena, aunque sólo sea para disfrutar de los escenarios en esas 8 localizaciones por todo el mundo, especialmente de Islandia, para ver de nuevo a Sayid (Naveen Andrews) de aquella mítica serie “Lost“, y por qué no, ¡para poderla criticar con razón!

Os dejamos con el trailer para que os entren más ganas o se os quiten todas…