Aunque suene un poco extraño mezclar estos dos nombres con estilos tan dispares, allá por el año 1945 los dos genios se juntaron para colaborar en un proyecto de nombre “Destino”, basado en la canción homónima del mexicano Armando Dominguez. Después de conocerse, ambos entablaron rápidamente una muy buena relación de trabajo, y en la que por primera vez cambió ese deseo de control que tenía Disney en todos proyectos, quedando patente la influencia surrealista en el trabajo que se empezaba a realizar, empezando a dar muy buenos resultados. Sin embargo y por problemas económicos, la producción se tuvo que parar varios meses después, quedando el proyecto parado en un principio, y siendo abandonado finalmente.

No ha sido hasta muchos años después cuando se ha logrado rescatar y el corto que podéis ver a continuación, creado a partir de los storyboards, dibujos, pinturas y la demo de 17 segundos que en su día crearon Dalí y John Hench. Desde luego nunca podremos saber realmente cual hubiera sido el resultado final pero podemos hacernos una idea aproximada al menos.

El corto nos relata la historia de amor de Cronos y una joven mortal, e incluye el fragmento original (la parte con las dos tortugas).