Mi puntuación

8.5
Total

En los pasados premios Oscar de este 2015, todos los que estábamos pendientes de los galardones íbamos haciendo apuestas sobre quién se llevaría qué, y como ya hemos comentado, no hubo muchas sorpresas. Sin embargo, eso no quiere decir que las películas que no se llevaron premios, no lo hubiesen merecido.

Ese precisamente es el caso de la película que nos ocupa en esta crítica (o comentario, llamarlo X!), “Song of the Sea”, una de las que fuese aspirante a mejor película de animación. Pero no esperéis que se trate de otra cinta de 3D como las favoritas. Bueno, de hecho más que una cinta podríamos decir que se trata de un cuento, un cuento muy entrañable y cuidado creado por Tomm Moore, ilustrador y cineasta irlandés que ya cuenta en su haber con dos nominaciones a los premios de la Academia en la categoría de animación, la anterior con la película The Secret of Kells. Ese origen gaélico queda patente desde el comienzo de la historia, donde veremos cómo nos cuentan una historia llena de leyendas mezcladas con las aventuras de los protagonistas, un par de hermanos y su adorable perrete.

No os voy a contar más de la historia porque prefiero que os sorprenda. Sí diré que esta película tiene un estilo de animación muy particular (o al menos a mí me lo parece), y que recuerda en ocasiones a esos cuentos orientales que nos dejan historias increíbles, no tanto por el tipo de dibujo si no por lo especial de los escenarios en los que se desarrolla la historia, llenos de pequeños detalles pese a que pueda parecer un trazo simple, mezclado con personajes más claramente occidentales. En ocasiones, también bien podría parecer que se trate de uno de esos juegos “indie” que tanto proliferan hoy en día y que se caracterizan sobre todo por una cuidada estética con un buen guión que lo acompaña.

Por si fuera poco, la banda sonora que nos acompaña, hará que os metáis todavía más, si cabe, dentro de este cuento…

Si después de este trailer y de leer todo lo que os hemos contado tenéis alguna duda sobre si verla o no, ¡no sé qué hacéis leyendo esta página! Eso sí, en nuestro querido país, hasta el 15 de Mayo no podremos verla en las salas, como siempre…